Aire de Dylan, de Enrique Vila-Matas: primer capítulo

Posted on marzo 8, 2012 por

0


FUENTE:  PAPELES PERDIDOS

Uno de los mayores fracasos puede ser fracasar en el empeño de fracasar. Otro podría ser el vivir pareciéndose a alguien, imitándolo y propiciando la impostura. Con esta idea comienza Enrique Vila-Matas su nueva novela Aire de Dylan (Seix Barral). Una obra que se publicará el 14 de marzo pero cuyo primer capítulo avanza hoy EL PAÍS en exclusiva.En ella, el joven Vilnius, que explota su parecido con el cantautor estadounidense, asiste a un congreso literario sobre el fracaso, mientras cree que su difunto padre le empieza a traspasar sus recuerdos.

El anonimato, la máscara, la impostura, la búsqueda y sus alrededores están presentes en Aire de Dylan. El joven Vilnius protagoniza estas páginas en las que el escritor barcelonés despliega sus mejores armas y elenco literarios con humor, ironía o sarcasmo pero siempre desde el conocimiento del mundo de la creación literaria. A partir de ahí, la novela se va transformando en un homenaje al mundo del teatro y una crítica al posmodernismo.

Vila-Matas (Barcelona, 1948) parte de aquel congreso sobre el fracaso en Suiza, sigue con la historia de Vilnius que intenta reconstruir y recordar la verdadera relación con su padre fallecido que afrontaba la vida de manera opuesta a la suya; y la resolución del asesinato de su padre.

Algunas frase del libro dan idea de lo que el autor de títulos como Bartleby y compañía y El mal de Montano aborda: “El fracaso es la prefiguración natural del escritor” o “No hay duda de que es la muerte el fracaso humano por excelencia” o “La vida es una ratonera, lo real es solo teatro, y nada somos sin la memoria que siemrep inventa”. O el mismo arranque de la novela: “Algunos entran muy tarde en el teatro de la vida, pero cuando lo hacen parece que entren sin brida y directos ya hasta el final de la obra”.

La anterior novela de Vila-Matas fue Dublinesca, puedes ver aquí su entrevista.

Puedes ver aquí el primer capítulo de Aire de Dylan, de Enrique Vila-Matas